Cañonero y su hazaña en la Triple Corona Americana

05.03.2011 21:02

Cuando se disponían a girar el ultimo codo, el narrador interno de Churchill Down centraba su atención en el grupo de potros que peleaban las primeras posiciones. De repente, un castaño de gran tamaño con chaquetilla oscura, al fondo del pelotón, distrae su atención por su poderoso accionar; con dificultad logra identificarlo, el animal avanza con fuerza sobre los punteros, da cuenta de ellos y logra superarlos hasta por 4 cuerpos.  Por momentos el silencio se apoderó de Churchill Down y quizá de gran parte del país. ¿Cuál de los pupilos del patio se había impuesto?. Muy pocos lograban entender el resultado de la prueba, la más prestigiosa y tradicional carrera quizá a nivel mundial, el Derby de Kentucky, primer paso de la triple corona norteamericana, había sido ganada por un desconocido. Realmente, en la historia de la triple corona americana ningún ganador del Derby había sido tan menospreciado y subestimado como lo fue Cañonero, quizá a los expertos Norteamericanos les sobraban las razones.

Cañonero había nacido en el año de 1968 en Kentucky el centro de la cría a nivel mundial. Al año siguiente es llevado como yearling a las ventas de Keeneland pero su pedigrí poco llamativo, los defectos de conformación y la escasez de compradores para ese momento, hacen que su criador se sienta “afortunado” al recibir por él apenas $1200 . El potro que antes de volver a su tierra natal para correr el Derby, había hecho campaña en Venezuela, un país de Suramerica cuyo hipismo no era el más representativo de la región, sufrió innumerables contratiempos en su largo viaje de Caracas a Kentucky. El viaje en avión, la cuarentena prolongada y el trayecto por tierra, 20 horas desde Florida hasta Louisville, en Kentucky, fueron responsables del deterioro del animal;  la deshidratación y la perdida de peso eran marcadas. Sumado al efecto que tan largo viaje había tenido en la condición física de Cañonero, estaba un problema todavía mayor. Cañonero llegó al hipódromo de Churcill Down apenas 4 días antes del Derby, su único ejercicio antes de tal compromiso, 800 mts. en 53’, provocó la burla del “timekeeper” oficial del hipódromo de Churchill Down asignándole una posibilidad de triunfo de 300 a 1. Ante tal panorama, ¿qué opción podía tener Cañonero de vencer a los más linajudos potros de Norteamérica?; ¿se justificaba su participación en el Derby?, o sería como algunos explicaban, sólo el capricho de un “acaudalado” Suramericano.

Cañonero hace su debut a los dos años en el hipódromo La Rinconada el Sábado 8 de Agosto de 1970. En esa oportunidad el hijo de Pretendre en Dixieland II aventaja a sus rivales hasta por 6 ½  cuerpos recorriendo el trayecto de 1200 mts. en 73’ exactos. Una semana después de su debut Cañonero se enfrenta a su primera prueba de fuego, su propietario y su entrenador deciden correr una de las carreras más clasificatorias para los dosañeros en los Estados Unidos. El caballo hace el primero de sus viajes a Norteamérica y como un presagio de lo que sería su viaje a Kentucky en 1971, el potro hace por tierra el “interminable” trayecto de Florida a California. En el Del Mar Futurity Cañonero se enfrenta a muchos de los más veloces potros de California alcanzando un aceptable cuarto lugar. Su propietario desde ese mismo momento se entusiasma con la idea de ver correr a su pupilo en el Derby. De regreso a Caracas, Cañonero corre una prueba más y termina su campaña invicto como dosañero en Venezuela con dos triunfos en dos salidas. A los tres años Cañonero sigue su “ruta” hacia Kentucky y a pesar de perder su invicto en su cuarta presentación, en el Clásico Gobernador del Distrito Federal, varias de sus actuaciones con seguridad superaban a las que paralelamente iban realizando en Norteamérica algunos de los que serían sus rivales en el primer paso de la triple corona. Dos pruebas de las ocho que realizó Cañonero como tresañero en Venezuela destacaban en su “curriculum” para participar en el Derby. El Domingo 7 de Marzo de 1971, el Sr. Juan Arias entrenador de Cañonero, impulsa y hace caballero sobre los lomos del potro al que sería su principal aliado unos meses después en la disputa de la triple corona. Cañonero y su jockey Gustavo Avila salían por primera vez juntos a la pista de La Rinconada para enfrentar una prueba en 2000 mts. La empatía entre el potro y su jockey no pudo ser mejor y Cañonero empleo 128’ exactos para ganar de punta a punta. El Domingo 4 de Abril de 1971, a menos de un mes para el Derby, Cañonero impresiona cuando supera a uno de los mejores caballos importados de la época, el veloz Fast Track, un caballo inglés bien clasificado incluso en Inglaterra. Tras una mala partida Cañonero “practica” lo que dentro de pocas semanas sería su accionar en el Derby  y en atropellada, “aparta” a varios de los más clasificados caballos criollos e importados que hacían campaña en nuestro hipódromo finalizando los 1300 mts. de la prueba en 77’ y 1/5, superando al inglés Fast Track por 6 ½ cuerpos. Entonces Cañonero si tenía méritos. Aún siendo un potro, por su condición de importado debió enfrentar y vencer a caballos maduros, criollos e importados, de mucha calidad, muchas veces concediéndoles kilos y en distancias impensables para el resto de sus rivales en el Derby. La tarde del 1 de Mayo de 1971 en el grupo de 20 potros que desfilaban ante las tribunas del hipódromo de Churchill Down rumbo al aparato de partida, sólo uno de ellos, Cañonero, había corrido antes los 2000 mts. y había enfrentado y vencido caballos de más de tres años en el primer cuatrimestre de la temporada.

Cuando se de la partida del Derby de Kentucky del año 2001, habrán transcurrido treinta años desde que aquel pequeño grupo de profesionales de nuestro hipismo y Cañonero desviaron la atención del hipismo mundial por algunos meses hacia Venezuela. Su actuación en la triple corona americana es recordada como una de las más meritorias que caballo alguno haya realizado. Sean estas breves líneas un sencillo reconocimiento al gran Cañonero y a cada una de las personas que lo hicieron posible. 

—————

Volver