El uso de las Gringolas en el Caballo de Carrera (Parte 1)

30.12.2015 21:10

En el medio del caballo de carrera existen prácticas, que muchas veces son utilizadas en momentos de frustración o desesperación para tratar de conseguir una mejoría en el performance de un caballo. Estas prácticas son consideradas tal y como reportan algunos de los más afamados entrenadores, cuando a criterio de este, el caballo no está rindiendo todo lo esperado. Las mismas a veces tienen que ver con procedimientos quirurgicos, como es el caso de la castración o remoción de los testículos, de gran popularidad en Norteamérica, en otros casos con la colocación o uso de los llamados implementos para correr.

Por varias razones, recientemente me he interesado en conocer un poco más sobre el significado que tiene para el performance de un caballo de carrera, el uso o no de una de estas "alternativas", un implemento usado para correr conocido como gringolas (en inglés blinkers), probablemente la opción más común entre los entrenadores en Norteamérica para cambiar o considerar su uso, cuando los resultados no satisfacen sus expectativas.

Las gringolas como las conocemos hoy en día, consisten básicamente de una careta de nylon a la cual se le adhieren unas copas o estructuras plásticas, que dependiendo de la forma de la misma limitará en mayor o menor grado la visibilidad del animal.

 

French Cup Blinker

 


Sin poder conseguir ninguna referencia sobre cuando y quien comenzó a usarlas como implemento para correr en el caballo de carrera, es muy probable, que estas sean una adaptación de "aperos" similares a los usados miles de años atrás, en los caballos que jalaban los carros de faraones y reyes, para evitar que los animales vieran la estructura conectada detrás de ellos.

Uno de los principales aspectos a considerar cuando se habla sobre el uso de las gringolas, es definitivamente, la variedad de respuestas o reacciones y por ende de resultados que cada caballo puede manifestar. Muchos son los casos recientes de caballos cuyos entrenadores tras "jugar" con la opción sobre si colocar o retirar el implemento en un animal, han obtenido diferentes resultados.

 

Extension Blinker

 

 

Runhappy, que recientemente ganaba el Malibu S. G1 de manera facil, ha ganado seis carreras de forma consecutiva, incluyendo tres G1, desde que Maria Borell quien fue su entrenadora hasta apenas un día después de su triunfo en la Breeders' Cup Sprint, decidió entre otras cosas retirar las gringolas con que el hijo de Super Saver había corrido sus dos primeras carreras.
 

Por otro lado Linda Rice entrenadora de Hot City Girl, manifestaba el cambio positivo que la potra ha experimentado desde que comenzó a usar las gringolas, consiguiendo tres triunfos al hilo, antes de terminar segunda en dura lucha, detrás de la ganadora Birdatthewire en La Brea S. G1.

 

Mr. Z al inicio de su campaña de tres años despuntó como uno de los mejores de su generación. En sus 10 primeras salidas, el potro terminó dentro de los tres primeros lugares en 8 oportunidades. Para el dia del Louisiana Derby, su entrenador el veterano Wayne Lukas, decidió retirar las gringolas que el animal había usado en sus últimas 5 actuaciones. Lukas buscaba que el hijo de Malibu Moon corriera más “relajado” y le permitiera administrar mejor sus energías durante toda la distancia. El resultado no fue lo que su entrenador esperaba, y el potro lució todo el trayecto incómodo por la cercanía de los otros caballos. Más que relajarse, a pesar del esfuerzo de su jockey que lo “busco” en todo el trayecto, Mr. Z simplemente se negó a correr y realizó su peor actuación para terminar último a poco mas de 20 cuerpos.

 

Haz click en el link y ve el accionar de Palace Malice en el Derby del 2013

www.youtube.com/watch?v=70BAs0p9enA

 

 

Palace Malice usando unas French Cup Blinkers

 

 

Palace Malice había enseñado velocidad inicial en algún momento de su carrera como atleta. Sin embargo en varias de sus actuaciones, este había tenido dificultad para acelerar una vez dada la partida, quedando rezagado, para luego enfrentar problemas de "tráfico" durante el recorrido que disminuían su posibilidad de ganar. Su entrenador Todd Pletcher seguro de que el potro era capaz de mostrar mucho mas de lo que hasta ahora había enseñado, tomó una decisión poco común antes de una importante carrera y decidió correr al hijo de Curlin por primera vez con gringolas en el Kentucky Derby. El accionar de Palace Malice sorprendió a todos y cambio en mucho la estrategia de otros de los competidores. Sin que se esperara, Palace Malice arrancó del aparato a toda velocidad cubriendo el primer cuarto de milla en 22.3 y la media milla en 45.2, unas de las fracciones más rápidas para la primera media milla en la historia de la carrera. La aceleración inicial de Palace Malice fue tal, que su jockey Mike Smith no tuvo oportunidad de controlarlo y desde el primer giro, a ese tren, sabía que el caballo no tendría ninguna oportunidad. Tal como presintió Smith, Palace Malice no pudo sostener el tren por todo el trayecto y ya agotado desaceleró para terminar en el puesto 12 a algo mas de 13 cuerpos, la peor figuración de su exitosa campaña. Tras la inesperada reacción de Palace Malice al uso de las gringolas, Pletcher inmediatamente las retiró del potro y cinco semanas más tarde el hijo de Curlin ganó el Belmont Stake

 

Full Cup Blinker

 

 

Semi Cup Blinker

 

Estos son apenas algunos ejemplos entre miles que podríamos exponer para demostrar que tan variada puede ser la respuesta al uso o no del implemento en cada animal. Pero porque y cuando un entrenador decide colocarle gringolas a un animal.

 

Quizás la razón más común, tal como trato de hacer Pletcher con Palace Malice, es incrementar la aceleración inicial o como se dice de otra forma, buscar darle más “intención” al animal. Por esto un entrenador como Bob Baffert, que actualmente suele usar unas gringolas de color negra en muchos de sus caballos, con una escuela totalmente adquirida en el campo del Caballo Cuarto de Milla, donde la aceleración inicial es vital, reconoce que un 90% de sus ejemplares mientras entrenó este tipo de caballo llevaban el implemento. Al respecto Baffert dice... “en el caballo Cuarto de Milla la arrancada es fundamental, si no se arranca bien no hay ningun chance de ganar”.

 

Pero además de incrementar la velocidad inicial, otros entrenadores creen que las gringolas ayudan a que el caballo se “enfoque” más durante la carrera, entendiendo como “enfoque” en el caso particular del caballo de carrera, disminuir la posibilidad de que el animal se distraiga con objetos o estímulos externos.

 

El ojo del caballo es uno de los más grandes entre los seres vivos y está ubicado hacia la porción lateral de la cabeza. Por ser un herbívoro y un animal que en condiciones naturales es presa de depredadores, el sentido de la vista en el caballo es vital para su supervivencia. El ojo del caballo le permite tener una buena percepción de objetos ubicados a larga distancia y le provee un campo visual lateral de casi 180 grados con el que puede observar inclusive lo que sucede a sus espaldas. Las gringolas, dependiendo de la forma de su copa, pueden disminuir el rango de la visión lateral del caballo a tan solo 30 grados, lo que provoca en algunos animales una mejor disposición hacia el desempeño físico como consecuencia de la disminución en la cantidad de estímulos que el animal está percibiendo a través de la vista. Sin embargo y tal como dice el entrenador inglés John Gosden, que a pesar de entrenar en Europa donde el uso de la gringola es menos popular (usan unas estructuras llamadas Cheek-Piece que se adhieren a ambos lados de la jáquima), pero aprendió lo que implica usar las mismas mientras estuvo como asistente de entrenador en California...“restringir la visión natural del caballo es ir en contra de millones de años de evolución” dando a entender con esto, que es algo contra natural, por lo que su efecto en algunos casos puede no ser el mejor para el animal.

 

Cheek-Piece

 

Algunos entrenadores colocan gringolas como el último recurso para corregir problemas de “conducta” o malos hábitos que el animal enseña mientras corre. Caballos que se cargan o “jalan” hacia adentro o hacia afuera, o que tratan de dar la “revuelta” en la partida, con comportamiento impredecible, muchas veces son corridos con un tipo de gringola (en Norteamérica llamadas Extension Blinkers) que restringen casi en su totalidad la visión lateral del animal.

El recién fallecido Allen Jerkens, un entrenador miembro del salón de la fama, es recordado entre muchos de sus éxitos por haber vencido al gran Secretariat en dos oportunidades. Prove Out tenia la costumbre de “lanzarse” bruscamente hacia adentro durante la carrera, Jerkens usando este tipo de gringolas consiguió mejorar el mal hábito del animal, pero para el Woodward Stakes de 1973, cuando Prove Out venció a Secretariat, el veterano entrenador se atrevió a correr a su caballo sin gringolas...al respecto diría...“decidí retirarle las gringolas...la carrera era en una milla y media y yo quería que se relajara”

 

Haz click en el link y ve el accionar de Prove Out en el Woodward de 1973

www.youtube.com/watch?v=88iVbQM_IEY

 

Casualmente mientras escribía este artículo, surgieron las declaraciones del entrenador Art Sherman con respecto a su decisión de correr a su campeón California Chrome “blinker-off” o sin las gringolas. Las declaraciones de Sherman son interesantes e ilustran muy bien lo que implica tomar la decisión y hacer el cambio, en el caso específico de California Chrome de correr sin estas. Lo primero que dejan ver las declaraciones de Sherman, es que la decisión debe pasar por un proceso de prueba para tener una idea de cómo responderá el animal al cambio. En parte de sus declaraciones Sherman dice textualmente…”Por primera vez lo trabajé con compañía porque lo quiero correr sin gringolas en su próxima carrera...esto va ser algo nuevo para él...podrá ver los otros caballos que se le acercan”. Definitivamente al no tener las gringolas que reducen el campo visual, California Chrome captará mayor cantidad de estímulos que incluye por supuesto, los caballos que estarán corriendo cerca de el. Sherman previendo eso, trabaja a su caballo acompañado y aunque en nada se compara a lo que experimentará en la carrera, al menos le da una leve idea al entrenador de cómo responderá su pupilo a la cercanía de otros caballos. Otra idea que surge de las declaraciones de Sherman tiene que ver con el hecho de que en la medida que el caballo madura, se hace más “profesional”, el cambio, bien sea de colocar o remover las gringolas, puede ser más fácilmente aceptado. Esta es la razón porque muchos entrenadores evitan usarlas en caballos que no han corrido, sin experiencia, asi como en animales jóvenes, inmaduros, los cuales todavía no han “aprendido” bien el oficio y no sería lo más conveniente que lo aprendieran con la “ayuda” de las gringolas. Para terminar con Sherman es interesante cuando hace mención al estilo de correr o “Running Style” y la posibilidad que el retiro del implemento produzca algún cambio en la manera de correr de California Chrome…”el va correr muy cerca...sin embargo pienso que seria todavia un mejor caballo, especialmente en distancias clasicas, si el pudiera relajarse un poco, sin seguir el tren...off the pace y solo esperar que su jockey pise el botón para comenzar a acelerar”.

 

De tal manera que la adaptación al cambio, en cualquiera de los dos casos, tiene mucho que ver con la versatilidad del animal y la forma como el sistema Psico-Sensorial del caballo filtra y reacciona a los estímulos, pero esto será tema para una segunda parte de este artículo.

 

El uso de las gringolas en el caballo de carrera no es simplemente la colocación de una vistosa máscara que hace lucir más al animal. En otras palabras, a pesar de que en muchas carreras la mitad o más de los competidores llevan el implemento, quizás muy pocos conocen que detrás de este hay una serie de basamentos científicos que pudieran explicar la variedad de resultados obtenidos cuando se colocan o se retiran de un animal.

 

El tema es demasiado complejo para discutirlo todo en este artículo. Por ahora una opinión del entrenador Steve Asmussen es propicia para terminar. Hijo de entrenadores de caballos cuartos de milla, para Asmussen el uso de la gringola debería ser algo muy natural. Sin embargo y tras su propia experiencia entrenando Purasangres, Asmussen se ha hecho su propia idea al respecto. Para él, un caballo de carrera genuino, que “entiende” completamente lo que es la carrera, no necesita ser obligado a hacer ninguna cosa por medio del uso de las gringolas. Recordando algunos de sus mejores caballos dice…”nunca tuve siquiera la tentación de usar gringolas en Rachel Alexandra o Curlin”...”yo creo que los verdaderos competidores quieren ver lo que va a pasar”

 

Enrique Castillo M.V.

@dormellostud

 

 

El crédito de las imágenes y videos es exclusivo de sus propietarios

—————

Volver