EL USO DEL LASIX COMO MEDICACION PRE-CARRERA: La controversia continua.

07.09.2013 12:39

El sangramiento en el caballo de carrera o como ha sido denominado más recientemente, Hemorragia Pulmonar Inducida por el Ejercicio,  es una condición que fue reportada por primera vez en 1700 como la salida de sangre desde los ollares del caballo (epistaxis). A partir de mediados de 1970 y con la entrada del endoscopio de fibra óptica en la medicina equina, fue posible determinar que hasta un 80% de los caballos luego de la carrera presentaban evidencias de haber sangrado durante la misma, por lo que la condición ha sido considerada como una enfermedad ocupacional del caballo de carrera.

Simultáneamente a lo largo de los distintos hipódromos en Norte América,  el desempeño en carrera de ciertos ejemplares no tenía explicación, caballos que venían fracasando de manera repetida de una carrera a otra, mejoraban de 10 a 20 cuerpos para imponerse de manera categórica. La explicación para este fenómeno tenía que ver con la introducción a nivel de los hipódromos de una droga conocida como Lasix, un diurético que sin duda tenía un efecto beneficicioso disminuyendo la incidencia del sangramiento en los caballos.

Las vías respiratorias del caballo a nivel de los pulmones se componen de una serie de estructuras tubulares las cuales se ramifican varias veces a medida que estrechan su diámetro hasta llegar a la porción más terminal de la "rama" cononocida como alveolo pulmonar. El alveolo pulmonar está recubierto por una red de finos vasos sanguíneos conocidos como capilares y es precisamente allí donde se produce el intercambio de gases con la sangre. Cuando el Caballo se emplea a alta velocidad, la presión a nivel de los capilares pulmonares es tan alta que provoca la ruptura de los mismos con la subsecuente hemorragia dentro de las vías respiratorias.

 El Laxis por varios mecanismos de acción, ayuda a disminuir la presión a nivel de los capilares pulmonares disminuyendo así la incidencia y magnitud del sangramiento. Este efecto por si solo ayuda a aumentar el desempeño de los caballos en carrera, sin embargo recientemente se ha establecido que el Laxis puede aumentar el "performance"  por otras vías, como es su acción "buffer", que ayuda a contrarrestar el efecto negativo que la acumulación de acido láctico tiene sobre la fatiga muscular, lo que significa que la droga tiene un efecto potenciador en el desempeño del animal independientemente de si este es "sangrador" o no.

El Lasix está legalmente permitido en los hipódromos de Estados Unidos para ser administradas el día de la carrera y cualquiera sea el mecanismo por el cual lo realiza, la realidad es que su efecto potenciador es tal, que las principales publicaciones hípicas aquí en los Estados Unidos están obligadas a informarle a los apostadores cuando un caballo usará la droga por primera vez así como cuando será retirada de un caballo que previamente la ha usado para correr.

 

 De igual manera su popularidad es tal, que intentos para regular su uso han cedido quizás a la presión de aquellos que la apoyan, al punto que la organización de la Breeders's Cup, que en el 2012 había acordado prohibir el uso de la droga el día de la carrera en animales de dos años, con miras a eliminar su uso completamente para el año 2014, recientemente se retracto de tal decisión y permitirá el uso de la droga en todas las pruebas de la Breeder's Cup 2014.

Pero así como muchos todavía apoyan su uso, muchos otros hacen esfuerzos por regularlo y eventualmente prohibirla completamente. Aquellos en contra del uso de Laxis, responsabilizan a la droga por la cada día mas evidente debilidad del purasangre actual, así como su menor calidad o velocidad,  que según estos provoca que los tiempos de las carreras se hayan estancado y no hayan mejorado en un largo tiempo. Antes de que el uso del lasix fuera legalmente aprobado, el purasangre americano en promedio corría casi 55 veces durante su campaña pistera, luego de la legalización de la droga este promedio ha caído a casi 17 veces y sigue descendiendo.

La principal preocupación de aquellos que están en contra del uso de la droga, tiene que ver con el efecto negativo que la misma puede producir en animales que todavía no han completado su proceso de osificación y desarrollo óseo. La furosemide, o Lasix como se le conoce comercialmente, fue desarrollada para prevenir fallas renales en humanos, no problemas de hemorragia pulmonar. Por su acción diurética cada vez que la droga es usada, importantes cantidades de fluidos y minerales, entre ellos el calcio, son eliminados a través de la orina. El calcio es un componente fundamental de la matriz ósea y su disponibilidad en cantidades adecuadas es fundamental para garantizar huesos fuertes con una densidad ósea apropiada. Los huesos del animal joven en el inicio de su carrera atlética,  son sometidos a un proceso de remodelación y formación de nuevo hueso para hacerlos más resistentes y poder soportar las fuerzas que se producen durante la carrera.  Cada vez que un animal joven brisea o corre, su hueso se remodela, cambia de forma y se hace más denso, en ese proceso el calcio cumple un papel fundamental. Por lo tanto la realidad es que los animales jóvenes medicados con Lasix, aun en proceso de completar su desarrollo óseo, están soportando el "stress" repetido sobre sus huesos sin tener las cantidades adecuadas de calcio para continuar con su proceso de adaptación ósea.

Trabajos de investigación realizados en Japón y Australia, financiados por los gobiernos de esos países, no por compañías farmacéuticas o partes interesadas, han comprobado estos hallazgos en el caballo. El Laxis afecta el desarrollo de la densidad del hueso y paralelamente causa a largo plazo, alteraciones y mal funcionamiento de otros órganos tal como ha sido observado en atletas humanos.

Por lo pronto la controversia continuará y serán necesarios mas trabajos de investigación antes de llegar a una regulación que favorezca a todos los involucrados, pero especialmente al caballo. Es muy posible que en aquellos países donde está permitido, se esté abusando del uso de la medicación. Con miras a clarificar el problema y reducir la dependencia que existe hoy en día con el uso del Laxis, otros factores como el acondicionamiento del caballo y el tipo de entrenamiento que se le da, están comenzando a ser considerados y revisados como posibles responsables de la alta incidencia de la condición.

Enrique Castillo M.V. @dormellostud

 

 

 

 

—————

Volver