Ganará California Chrome la Triple Corona?

11.05.2014 17:51

Se corrió el Kentucky Derby y en los días posteriores a la carrera mucha  información ha sido publicada con respecto al futuro inmediato de California Chrome,  su preparación al Preakness y las posibilidades que tiene el vistoso alazán de triple coronarse.  Una vez terminada la prueba mi impresión fue, que por fin, después de más de treinta años de espera parecía surgir un animal con la superioridad suficiente para imponerse sobre sus rivales en los dos siguientes pasos de la triple corona, el Preakness Stakes y el Belmont Stakes.


Tras una partida disputada,  inclusive un poco accidentada para algunos, como el caso de Danza y Candy Boy, el Jockey Victor Espinoza debió acelerar para poder ubicarse en una posición adecuada al frente del grupo. Dos potros con más velocidad inicial que su conducido tomaron la punta, Uncle Sigh y Chitu. Mientras tanto California Chrome se ubicaba sin problemas en el tercer lugar muy cerca de los punteros. En un tren de carrera relativamente cómodo,  47.37 para la media milla, los potros mantuvieron sus posiciones hasta la entrada de la recta final cuando el potro criado en California hizo su movimiento final para tomar la punta y comenzar a desprenderse al punto que, faltando unos 50 metros para la raya, su jockey se paro en los estribo, desacelero  y permitió que Commanding Curve que atropellaba con fuerza terminara a un poco más de un cuerpo en el segundo lugar.

Al igual que yo, estoy seguro que para muchos no quedo duda de la superioridad que California Chrome demostró sobre sus rivales y que sus posibilidades de hacerse con las dos siguientes pruebas eran realmente ciertas. Sin embargo no todo el mundo analiza las carreras de la misma manera y aunque pareciera increíble, para algunos analistas, la actuación en el Kentucky Derby y el programa de entrenamiento que el potro ha venido recibiendo hasta ahora, hacen poco probable para ellos, que el animal sea capaz de triple coronarse.


El pesimismo sobre el futuro de California Chrome en lo que resta de la Triple Corona, viene principalmente de aquellos que por algún tiempo han sostenido que existe un marcado deterioro en la calidad del purasangre en Norteamerica.  Tal deterioro se ha venido acentuado según ellos por el uso indiscriminado del Lasix y la adopción de rutinas de entrenamiento equivocadas promovidas por entrenadores de caballos Cuarto de Milla que iniciaron actividad en el campo del purasangre y que proponen la idea de que menos trabajo es mejor.


Los defensores de la “vieja” escuela de entrenamiento sostienen que el caballo actual no es sometido a regímenes de entrenamiento lo suficientemente exigentes para alcanzar un grado de adaptación y condición física que le permita ser competitivo durante un esfuerzo tan exigente como son las pruebas de la Triple Corona. Pero además lo pobre del esfuerzo que el animal realiza durante el trabajo diario, hace que la capacidad de recuperación  del mismo al esfuerzo sea menos eficiente y el animal necesita a veces hasta semanas para recuperarse de un esfuerzo de la magnitud del Derby.  De igual manera estos sostienen que la indiscriminada medicación, especialmente de aquellas drogas que son permitidas legalmente para ser usadas el día de la carrera, como es el caso del Lasix, han servido solamente para compensar la falta de condición física con medicamentos.

Pero veamos como uno de estos defensores de la “vieja” escuela analiza la actuación de California Chrome en el Derby.
Tal como dicen los handicappers aquí en Norteamerica, el análisis de una carrera comienza con el “pace” o tren de carrera y esa es precisamente la primera observación que algunos de estos analistas hace.  A  pesar de correrse el Derby en una pista clasificada como rápida, los parciales de la carrera y el tiempo total fraccionado para cada 400 metros según estos, dejan mucho que desear. Después de un tren cómodo donde los primeros 800 metros fueron recorridos en 47:37, uno debería esperar, dicen los opositores al uso de medicamentos, que lo más selecto de la generación de potrillos de tres años en Norteamérica  debería entonces tener un remate fuerte y recorrer el trayecto final acelerando a mayor velocidad. Sin embargo cuando se fragmenta el tiempo global para cada 400 metros, se puede observar que los últimos 800 metros de la prueba fueron recorridos en casi 52 segundos. En otras palabras y según ellos, California Chrome no aceleró  en la recta de Churchill Down más que el resto de sus rivales para ganar la prueba, simplemente desaceleró ligeramente menos que el resto del grupo.

Esto para ellos es un signo claro de la falta de “stamina” o la habilidad de sostener el  95% de su velocidad máxima por al menos 2000 metros. Esta falta de resistencia en opinión de los promotores de la vieja escuela de entrenar, es producto del tipo de entrenamiento que el purasangre actual recibe. Los regímenes de entrenamiento actuales en líneas generales consisten de galopes diarios de una milla y un cuarto, con briseos en distancias de 800 a 1000 metros cada 6 0 7 días y varios días de descanso posteriores a una carrera. Este esfuerzo en nada se compara al que hacían los competidores por la Triple Corona hace 60 0 50 años atrás, cuando por ejemplo Assault, ganador de la Triple Corona en 1946, briseo 11 veces en un periodo de menos de 30 dias entre el Derby y el Belmont, o War Admiral Triple Coronado de 1937, cuyo entrenador  George Conway lo briseaba a intervalos de tres días en distancias de 2200 y 2400 metros apenas días antes del Belmont Stakes. En otras palabras y de acuerdo a la impresión de los analistas, el régimen de entrenamiento que recibe el purasangre actual no es suficiente para correr con éxito los 6300 metros de las tres pruebas en un período de cinco semanas.

El plan de entrenamiento para California Chrome no cambiará para su participación en el Preakness. El potro salió de nuevo a la pista el miércoles 7 de Mayo tras 3 días caminando y troto por una milla. Alan Sherman hijo y asistente del entrenador Art Sherman informó que el caballo comenzará a galopar el jueves y se mantendrá así por el resto de la semana hasta que viaje a Pimlico probablemente este próximo lunes 12.  Parece entonces poco probable que el caballo haga algún trabajo realmente exigente antes de correr el Preakness.  Los Sherman no han escondido su preocupación en cuanto a la cercanía entre las dos carreras, algo a lo que el potro nunca antes ha sido sometido.


Es la carencia en la frecuencia de entrenamiento lo que incomoda a aquellos que dudan de la capacidad del potro, quienes con autoridad afirman que si Chrome se mantiene solo trotando y haciendo galopes suaves, sin trabajos fuertes, no será capaz de triple coronarse. Por ahora no queda duda que California Chrome ha sido superior a sus compañeros e independientemente de tiempos totales o parciales, así como rutinas de entrenamiento, mientras no aparezca otro caballo capaz de superarlo sus posibilidades de triple coronarse son ciertas.


A favor de California Chrome, además de los logros alcanzados en su campaña pistera, valdría mencionar que aunque su tiempo total en el Derby no fue el mejor, su desempeño en el Santa Anita Derby y en el San Felipe Stakes fueron más veloces que el que realizaron otros grandes caballos en esas mismas pruebas en años previos y que luego también ganaron el Derby o inclusive fueron capaces de triple coronarse como ocurrió con Affirmed ganador de la triple corona en 1978. De tal manera que pudiéramos asumir que el hecho de que un caballo finalice una carrera en un mayor tiempo que lo que empleo otro caballo en la misma prueba previamente no implica que tenga menos calidad. Por otro lado en el grupo de potros que participaron en el Derby quizás solo dos o tres de ellos, entre los que recuerdo a Samraat y Wicked Strong realizaron briseos por encima de los mil metros, en distancias de 1400 y 1600 metros, lo cual fue apreciado por los promotores de la vieja escuela como trabajos más adecuados para correr con éxito en el Derby al punto que antes de la prueba le dieron a esos caballos altas posibilidades de triunfo. Sin embargo ni Samraat ni Wicked Strong pudieron con California Chrome y este terminó superándolos por varios largos.


La intencion como muchas veces lo he mencionado no es adoptar una u otra tendencia como la correcta sino ofrecer información de variados puntos de vista como una forma de ampliar nuestro conocimiento sobre muchos aspectos de este fascinante espectáculo. En una semana California Chrome deberá enfrentar de nuevo a varios de los mejores tres añeros del país, algunos que quizás antes no había enfrentado y que pudieran someter al alazán por su mayor calidad, quedará del potro de California ratificar su superioridad o darle la oportunidad a aquellos que dudan de su capacidad de sentirse satisfechos por lo acertado de su análisis.

 

—————

Volver