La "Versatilidad" un nuevo concepto en el Caballo de Carrera

02.11.2012 22:21

           

El accionar de un caballo en carrera es un tema que siempre me ha parecido interesante y aunque lo hemos discutido previamente, existen tantos factores que influyen en la manera como un caballo se desempeña en una competencia que todavía es mucho lo que podemos discutir sobre el tema. 

Dos términos comúnmente usados por los hípicos para definir el accionar de un caballo en carrera, “sprinters” y “stayers”, por mucho tiempo me han inquietado. Esta inquietud se fundamenta en el hecho de que tales términos,  con dificultad y solo haciendo un gran esfuerzo por parte de quien lo desee, pueden describir claramente el desempeño de algunos animales que dificilmente se ajusta al accionar que identifica a tales términos.  

Entre las variantes de los términos antes mencionados, tenemos que algunos animales son “galopadores”, con la misma ligereza de un “sprinter”, pero a diferencia de este, capaces de mantener un nivel competitivo en recorridos de “aliento”. Otros con un “remate” corto, también cuentan con la velocidad necesaria para seguir un tren exigente, pero sin la fuerza ni el aliento necesario para hacer efectivo ese remate en distancias largas. Por el contrario, algunos requieren de tiempo para desarrollar velocidad y solo logran alcanzarla en distancias suficientemente largas para rebasar a los punteros en los tramos finales de la prueba. 

Tales “formas” o “maneras” de correr son especificas de cada caballo y en cada uno de los ejemplos antes mencionados, ese accionar, debe ser respetado para obtener un nivel optimo de rendimiento en cada animal.  Pero no todo termina aquí y para hacer los términos aun mas ineficientes, debemos mencionar que existe un grupo de animales que por su “versatilidad”, de ninguna manera pudieran ser etiquetados con alguno de los términos antes mencionados. 

Días atrás tuve la oportunidad de volver a ver una de las carreras mas emocionantes que he podido presenciar, el Preakness State de 1971, segundo paso de la triple corona americana, ganado por Cañonero II. Al ver la carrera de nuevo sentí la misma emoción que experimente para aquel momento, cuando con apenas ocho años, y después de su victoria en el Derby, sentía  a Cañonero II como mío. 

Pero además en esta oportunidad, el accionar de aquel “modesto” campeón, me llamo la atención y coincidía perfectamente con algunos conceptos que casualmente, apenas días atrás, había leído en un material que trataba sobre la Biomecánica y el caballo de carrera. 

El primero de Mayo de 1971, en el Derby de Kentucky,  Cañonero II enfrenta a 20 de los mas clasificados caballos de tres años de todo los Estados Unidos. En esa oportunidad, el caballo, si mal no recuerdo, partiendo del puesto 15, queda al fondo del pelotón. Corriendo a las perdidas, el noble animal va incrementando su velocidad, avanzando desde la posición 18 para hacerse notar solo al momento de girar la ultima curva, alcanzando a los punteros, y rebasándolos a escasos metros de la raya para adjudicarse por algo mas de tres cuerpos la mas importante carrera a nivel mundial. 

Dos semanas después, el 15 de Mayo de 1971, seguramente sorprendiendo a mas de uno, y en especial a aquellos que después de su victoria en el Derby vaticinaban que el caballo nunca mas ganaría una carrera, Cañonero II, brinco al tiro y salió a buscar la carrera desde el “vamos”. Transcurrido los primeros metros de la prueba, Cañonero se enfrasco en una “feroz” lucha con un veloz animal llamado Eastern Fleet, la cual se extendió por mas de un kilómetro para finalmente quebrar la resistencia de su rival y ganar la prueba, mejorando el record de pista establecido por Nashua en 1955 por tres quintos. 

Al igual que yo, muchos se preguntaran: ¿Como un caballo que apenas dos semanas antes se había comportado en carrera de una forma, era capaz de adaptarse a una situación completamente diferente y alcanzar la victoria en ambas ocasiones?.  El termino “versátil” no lo había encontrado o escuchado anteriormente de alguna forma aplicado al accionar de un caballo de carrera. Frank Mitchel en el capitulo sobre biomecánica en su libro sobre teorías de cría, decía textualmente, “El caballo versátil es típicamente capaz de hacer cambios en su movimiento suavemente, manejando distintas superficies y condiciones, y adaptándose a diferentes estrategias y circunstancias durante la carrera”. 

El caballo durante el ejercicio es mas eficiente cuando alcanza un nivel optimo de consumo de energía. Tal como mencionamos anteriormente, es necesario respetar el “accionar” característico de cada animal para alcanzar tal nivel de eficiencia. Sin embargo, algunos caballos, tienen la habilidad de adaptarse a diferentes condiciones durante la carrera y todavía mantenerse eficientes, eso según Mitchel, ilustra la “versatilidad”. 

Mucho otros factores además de la eficiencia y la versatilidad están relacionados con el accionar de un animal en carrera, y con seguridad serán tema para próximos artículos, por ahora tiene que quedarnos bien claros que velocidad y resistencia no pueden ir por separado, que tal como hemos mencionado otras veces, la velocidad es la esencia del caballo de carrera, pero no puede haber velocidad sin resistencia. El punto exacto donde termina la velocidad y empieza la resistencia es quizás una delas incógnitas mas grandes que los estudiosos de la fisiología del ejercicio, en el caballo atleta, tendrán en algún momento que definir.

 

—————

Volver