Temperamento y velocidad en el caballo de carrera

02.11.2012 21:00

La “energía nerviosa”, esta fue la manera como Federico Tesio exitoso criador de caballos purasangre, denomino una condición propia de los mismos la cual según sus observaciones, estaba específicamente relacionada con la velocidad. 

De acuerdo con esto, en el articulo anterior coincidíamos que junto a factores tales como fenotipo, metabolismo celular y entrenamiento, había un factor mucho menos estudiado relacionado con la actitud, el temperamento o la intensidad con la que el animal se desempeñaba durante el ejercicio y el cual contribuía significativamente a caracterizar la manera como el caballo accionaría durante todo el trayecto de la competencia. 

Un relato sobre el desempeño de Funny Cide en los días previos y durante el Belmont Stake del 2003, ilustraba perfectamente mucho de lo expuesto en ese articulo y particularmente, de alguna manera, hacia referencia a esa condición que Tesio hace ya algún tiempo atrás había sido capaz de observar.

            

La mañana del 3 Junio, solo días antes del Belmont Stake (ultimo paso de la Triple Corona Americana), Robin Smullen la “exercise rider’ o jinete traqueador de Funny Cide hacia lo imposible por contener al espectacular animal en su trayecto al punto donde debía levantar el galope para iniciar su ejercicio final en preparación al Belmont. Cuando ella finalmente lo soltó, este “voló” a través del primer furlong (1 furlong = 200mts.) en 11.18 segundos. Funny Cide continuo haciendo fuerza, Smullen le dio un poco mas de rienda y dejo al animal accionar cubriendo la media milla en 45.03 segundos para finalizar su ajuste de 1000 metros en 57.82 segundos, siendo el ejercicio mas veloz del día para la distancia. 

De inmediato surgieron comentarios, para muchos de los entrenadores rivales el ejercicio lucia demasiado “veloz”, especialmente para un caballo “agresivo”, al cual le seria muy difícil administrar su velocidad a través de los 2400 metros del Belmont Stake. Para Jerry Bailey jinete de Empire Maker, principal rival de Funny Cide en la carrera, el accionar del animal durante su “ajuste”, significo una sola cosa, las aspiraciones del mismo se verían drásticamente afectadas por la “intención”del animal. 

El 7 Junio día de la carrera, el análisis de los expertos sugería que para ganar el Belmont, José Santos jockey de Funny Cide tendría que “administrar” la velocidad inicial del animal en los primeros metros de la prueba. “Si Funny Cide no se “relajaba” y esperaba por las ordenes, si la delicada negociación entre el jockey de 110 libras y su conducido de 1000 libras fallaba, Funny Cide se  “consumiría” en la pelea”.

            

Al darse la partida Santos y Funny Cide tomaron la delantera, el jockey se paro ligeramente sobre los estribos haciendo esfuerzos por contener la intención del animal, tal como Jerry Bailey había manifestado, era evidente la “pelea” entre el competitivo atleta y su jockey, cada uno tratando establecer su propio “tren de carrera”. Uno pensado, estudiado, el de Santos que sabia tenia que administrar la velocidad de su caballo a lo largo de todo el trayecto, conservando la energía suficiente para aguantar el avance de sus rivales en los metros finales de la misma. El otro, el de Funny Cide, irracional, testarudo y cargado de la intención que tiene un caballo de carrera superior cuando se trata de correr. 

Por otro lado, Bailey y Empire Maker hacían lo suyo para hacer aun mas dura la tarea de Santos. Bailey colocaba a su ejemplar a escasos metros del puntero, accionando de una manera mas relajada, pero estimulando al líder a aumentar su deseo de acelerar a mayor velocidad. Cuando giraron la ultima curva Santos, ahora si, animaba a su caballo a correr, sin embargo gran parte de la energía del mismo, se había “quedado en el bocado” durante la pelea que Funny Cide había entablado con su jockey en los metros iniciales de la prueba. Bailey, apenas estimulo ligeramente a Empire Maker y este rebaso con facilidad al puntero para terminar con las aspiraciones del mismo de triple coronarse.

            

Tras el análisis de sus observaciones Tesio sugirió que la calidad de un purasangre depende de la combinación de varios caracteres, (fenotipo, la biomecánica, el metabolismo celular etc.), todos estos influenciados por esa disposición, deseo o fuerza para correr que el denomino energía nerviosa. 

En mi opinión, el purasangre de carrera es el producto de un “pool” de genes seleccionados bajo un solo criterio, correr velozmente. Todos, unos mejor que otros están “construidos” para hacerlo. Las diferencias en el accionar de cada animal durante la carrera, bien sea “sprinter” o “stayer” (velocista o rematador) dependerá de la habilidad o la disposición del animal para controlar o administrar esa “energía”. 

Aquellos mas “educados” accionaran de una manera “relajada”, tal como mencionaban los expertos en sus análisis previos al Belmont, “esperando por las ordenes”, bajo un consumo energético optimo. Otros como Funny Cide, a pesar de su gran calidad y nivel competitivo, por su temperamento serán menos hábiles de controlar ese deseo de correr velozmente, eso en distancias cortas o intermedias probablemente los hace imbatibles, pero cuando las pruebas se alargan o la pelea en los tramos iniciales es fuerte, la intensidad con la que se desempeñan los agota mas rápidamente cediendo ante el cansancio en los metros finales de la prueba.

—————

Volver