Zippy Chippy "El Adorable Perdedor"

18.08.2016 23:33

Durante este año varios animales se han destacado y han sido el centro de atención gracias a su desempeño atlético, la calidad y la clase que han demostrado durante cada una de sus actuaciones, compitiendo contra los más clasificados caballos en las más importantes pruebas del calendario hípico mundial. 


Campeones como Smartly Jones, Ghostzapper  y  Pleasantly Perfect, han acaparado los titulares de las más prestigiosas publicaciones dedicadas a divulgar las hazañas de estos espectaculares atletas. 

¿Pero sería posible para un purasangre carente de la calidad corredora de los campeones antes mencionados ser el centro de atención, generando titulares y artículos en revistas y periódicos durante los últimos seis años?. 


Zippy Chippy un castrado de 13 años, con largas orejas y algo temperamental, ha sido capaz de esto. Sin embargo las "hazañas" de "Zippy" distan completamente de los éxitos de estos grandes corredores. Sus 100 derrotas seguidas han sido suficiente para convertirlo en una "celebridad", siendo incluido en la lista de personalidades más interesantes del año 2000. 


 Con su entrenador Felix Monserrate


La semana pasada las revistas especializadas dedicadas al mundo del purasangre, hicieron mención al posible retiro de las pista del noble animal o como es llamado cariñosamente por sus fanáticos el "adorable perdedor".


Zippy Chippy, nació en 1991, hijo de Compliance por Northern Dancer en una yegua llamada Listen Lady nieta de Buckpasser. Como todo   potrillo antes de su debut, las esperanzas y expectativas puestas sobre el futuro campeón eran inmensas. 


El "loveable loser" hizo su debut a los tres años y sus primeras 20 derrotas en algunos de los más prestigiosos hipódromos del circuito de New York, fueron suficientes para decepcionar a su propietario quien se sintió afortunado al recibir por él una camioneta del año 88. Su nuevo propietario, Felix Monserrate, un entrenador nativo de Puerto Rico, que hacía campaña en hipódromos más modestos del mismo circuito, nunca se imaginó lo que el destino le tenía deparado a él y a su nuevo "crack". 


 Compitiendo contra un Standarbred

                

Tras ser vetado para participar en pruebas públicas por los comisarios de muchos de los hipódromos americanos, Zippy Chippy ha podido mantenerse corriendo en hipódromos modestos, que ven en él más que a un simple caballo de carrera, una especie de atracción especial que mueve a un gran número de personas a ver al noble animal tratando una vez mas de lograr el "sueño" de todo caballo de carrera, visitar el círculo de vencedores.

                 

El pasado mes de Septiembre en Northampton Fair, un "meeting" modesto de solo 10 días que se organiza en el estado de Massachussets durante el verano, "Zippy" fue anotado para hacer su presentación número 100. Luego de cuatro horas y media de viaje y tan pronto como el modesto entrenador, quién nunca ha tenido a su cuidado caballos de calidad, bajó al temperamental atleta de su trailer, la pareja se convirtió en el centro de atención de miles de fanáticos, que sintiéndose identificados con el caballo le manifestaron su cariño y apoyo de diferentes maneras.


Una vez finalizada la prueba, resultando en un nuevo fracaso para "Zippy", su entrenador comentó: "Si uno tiene tres hijos, un abogado, un médico y uno que apenas es capaz de hacer un modesto trabajo en una pequeña tienda, ¿que harías tu?, ¿lo echarías de tu casa solo porque no es tan exitoso?, lo que uno debe hacer es ayudarle". 


A pesar de su larga cadena de derrotas "Zippy" no mantiene el record como el caballo con más derrotas seguidas; una yegua francesa llamada Litli, que hizo campaña durante los años de 1977 a 1983, no conoció el triunfo en 119 carreras. El record para un caballo americano lo tiene Thrust, quien finalizó su actividad pistera en 1956, con 105 derrotas consecutivas.

                

Por momentos, mientras leía algunos de los artículos o notas publicadas sobre Zippy Chippy durante estos seis años, sentí algo de pena por él. Sin embargo, "Zippy" con su fallida carrera como atleta, irónicamente, ha logrado tanto o más que lo que los grandes caballos logran con sus espectaculares "performance" compitiendo en los más famosos escenarios del hipismo mundial. Miles de fanáticos, en especial niños, se han sentido identificados con él fortaleciendo la afición de los mismos en este extraordinario espectáculo como son las carreras de caballos purasangres.



                

Su historia pudo haber sido la historia de un gran número de caballos, quienes tras entregarlo todo en las pistas, al final de sus carreras son víctimas en muchos casos del más desafortunado de los destinos. Tras su esfuerzo, luego de 10 años de vida atlética, galopando a diario y participando hasta en 100 competencias, Zippy Chippy ha dado lo suficiente para que a partir del próximo año sea retirado de las pistas a pastorear en un potrero, a continuar junto a su entrenador haciendo funciones mucho menos exigentes como un pony o, muy probablemente y tras el interés de varios productores de Hollywood, a "relatar" su vida, para que la misma pueda ser apreciada por otros miles de amantes de los caballos purasangres que no tuvimos la oportunidad de verlo "correr" personalmente.


Este artículo fue escrito en el año 2004. De acuerdo con el sitio Wikipedia, Michael Blowen, fundador y presidente de el Haras de retiro para caballos purasangre, Old Friends, hizo una oferta de $5,000 que fue aceptada por Monserrate. Luego de la transaccion Blowen comento..."Esta es la primera vez que Old Friend ha ofrecido dinero por un caballo"..."creeme $5,000 es mucho dinero para nuestra organización".


El "adorable perdedor", Zippy Chippy arrivo a Cabin Creek una filial de Old Friends ubicado a las afueras de Saratoga el 22 de Abril del 2010. Alli se espera que pase el resto de su vida mientras es utilizado como una "bandera" para llamar la atención sobre esta noble causa, que le permite a aquellos caballos que lo dieron todo en la pista, ganadores o como el caso de Zippy perdedores poder disfrutar de un merecido descanso y una vida segura en los años finales de su vida.


Otros caballos con largas cadenas de derrotas seguidas Dona Chepa (0 wins out of 125 starts), Ouroene (0 for 124), Glorious Spring (0 for 106, Japan), Thrust (0 for 105, North America) and Quixall Crossett (0 for 103, Britain).





—————

Volver