Como se corre el Kentucky Derby.

03.05.2018 09:07

Este sábado se corre la edición número 144 del Kentucky Derby, sin duda una de las carreras más complicadas y difícil de pronosticar, no solo por el abultado número de competidores, también por la calidad de los veinte potros mejor clasificados de toda la generación los cuales llegan a la carrera en su mejor condición física, rebosantes de energía.

 

En años anteriores ha sido posible identificar uno o dos potros que destacan claramente por encima del resto, pero en esta oportunidad, la “clase” del 2018, reúne uno de los grupos de participantes más parejo de los últimos años, con 6 o 7 potros de mucha calidad, pero además el resto, aquellos que podrían estar detrás de los mejor cotizados, también tienen un gran potencial para ser serios contendores.

 

Dada la complejidad del análisis, entonces podría ser de gran ayuda tener una idea general de cómo se corre el Kentucky Derby, que esperar, que pudiera este deparar.

 

 

El Kentucky Derby se corre en distancia de 1 ¼ de milla o 2000 metros en el hipódromo de Churchill Downs, cuya pista principal es un óvalo de una milla u ocho furlongs. Para ver más claramente cómo se desenvuelven los participantes a lo largo de parte de la historia de la carrera, es importante tener claro cada trayecto del recorrido y las distancias que estos representan.

 

El “starting gate” se coloca justo donde termina la última curva y comienza la recta final, en ese punto también se registra el parcial para la milla, pero además coincide con el poste que indica el último ¼ de milla o los 400 metros finales. De tal manera que una vez dada la partida los caballos recorren el primer ¼ de milla a lo largo de toda la recta final hasta la “raya” y desde allí el segundo ¼ de milla a todo lo largo del giro de la primera curva. Al terminar el giro de la primera curva y comenzar la recta opuesta, justo en ese punto, se habrá completado la primera ½ milla y se producirá el registro que indica el tiempo desde la partida hasta ese tramo del recorrido. Los caballos enderezan en la recta de enfrente y recorren los siguientes 2 “furlongs” o 400 metros en línea recta. Ese trayecto corresponde al tercer ¼ de milla el cual finaliza justo en el poste de la ½ milla u 800 metros finales. Una vez completado ese tercio los potros habrán recorrido ¾ de millas o 1200 metros por lo que tal como indica el poste ubicado en ese punto, faltarán exactamente 800 metros o ½ milla para concluir la prueba. El siguiente trayecto es quizás uno de los más importantes de cualquier carrera, es donde los jockeys comienzan a acelerar y se deciden la mayoría de las pruebas. Este incluye todo el giro de la última curva y corresponde al cuarto ¼ de milla. Justo a la mitad de la curva se encuentra el poste de los ⅜ de milla o últimos 600 metros, un punto crítico donde la mayoría de los jockeys harán su movimiento final para conseguir la mejor ubicación justo antes de entrar en la recta final. Una vez recorrida la última curva, los potros han dejado atrás 1 milla o 1600 metros y dispondrán a correr los ultimos 400 metros o el quinto ¼ de milla que completan los 2000 metros que es la distancia total de la prueba. A mitad de la recta final está el poste de ⅛ de milla el cual le indica a los jockeys que desde ese punto tan solo faltan 200 metros o un “furlong” para el final. Ese corto trayecto de 200 metros, es particularmente crítico para los potros que corren el Kentucky Derby ya que estarán enfrentando por primera vez ese “furlong” extra de recorrido. El tiempo generado por el animal desde ese poste de ⅛ de milla hasta la meta representa el remate de los últimos 200 metros.

 

 

Dicen los analistas y handicappers que si algo hace al Kentucky Derby una carrera muy exigente es el “fast pace” o el tren de carrera violento de los tramos iniciales. La razón para esto tiene que ver con una cuestión de estrategia, entre tantos animales, dependiendo del puesto de salida y el “Running Style”, cada jockey deberá acelerar a un punto en el que logre ubicarse en la mejor posición para enfrentar el giro del primer codo. Por otro lado, el nivel de excitación tanto para el jockey como para el animal, en una carrera de tanta tensión y en presencia de más de 100,000 fanáticos debe ser alto y sin duda también debe influir en esos brotes de aceleración empezando la prueba.

 

Si hacemos un análisis retrospectivo de los tiempos parciales de la carrera para el primer ¼ de milla y la ½ milla, nos encontramos que desde 1980 hasta el 2017, el tiempo promedio fue de 22.94 para el primer ¼ de milla, con una mediana de 22.97. En estadística la mediana representa el valor central entre una serie de cifras ordenadas de acuerdo a su valor. Por lo tanto si 22.97 es el valor central, entonces en un total de 38 registros, 18 fueron más veloces o están por debajo de ese valor. Pero más significativo aún es que en 21 ocasiones, el parcial dejado por el líder para el primer ¼ de milla es menor a 23 segundos. Si hacemos lo mismo con el registro de la ½ milla nos conseguimos con que el promedio de esta en las últimas 38 ediciones de la prueba es 46.52 y en nueve ocasiones este parcial ha estado por debajo de 46 segundos.

 

Rápidas fracciones iniciales y fracciones más lentas hacia el final es propio o común en las carreras corridas en arena, sin embargo en el caso particular del Kentucky Derby la diferencia entre la velocidad desarrollada por los potros al comienzo, comparada con la velocidad hacia el final de la prueba es mucho más marcada. Las fracciones promedios de las ultimas 38 ediciones de la prueba para los dos últimos ¼ de milla fueron de 25.59 y 25.71 significativamente más lentos que los de las dos fracciones iniciales.

 

 

Valores de velocidad promedio en fps (pies por segundos) en  base a los registros dejados entre 1991 y el 2017 por el líder y el ganador de la prueba.

 

1er 1/4

2do 1/4

3er 1/4

4to 1/4

5to 1/4

Ganador

54.64

55.53

54.63

52.87

52.27

Lider

57.54

55.98

53.75

51.58

51.42

 

La tabla de arriba enseña la velocidad promedio en fps. del ganador del Kentucky Derby y el líder entre 1991 y 2017. Claramente se puede observar que tras la arrancada los animales van acelerando y alcanzan la mayor velocidad en el giro de la primera curva. Una vez en posición, recorren el tercer ¼ de milla ligeramente más despacio y hacia los dos ¼ finales la desaceleración es todavía mayor. El ganador de la prueba en promedio, de acuerdo a lo sucedido en los 26 años considerados, administra sus energías mejor que el líder, por lo que su desaceleración hacia el final es menor y esto es precisamente lo que le permite ganar la prueba.

 

Este “pace” exigente propio del Kentucky Derby ha provocado que en las últimas 38 pruebas, solamente en 6 oportunidades, el último fue Always Dreaming el año pasado, el líder haya podido mantener la delantera y ganar la prueba después de haber “marcado” el paso por los primeros ¾ de milla o 1200 metros. Sin embargo es importante correr cerca, dieciocho ganadores de los 38 analizados, al alcanzar los ¾ de millas estaban ubicados entre los primeros cinco lugares, mientras que un total de 14 potros corrían en el “midpack”, entre el sexto puesto y el decimosegundo y tan solo 6 iban entre la decimotercera posición y el último lugar, con Mine That Bird en el puesto 19, el caballo que ha ganado la carrera estando más lejos una vez recorrido los primeros ¾ de millas. De manera que la carrera implica un balance entre aceleración y resistencia y pretender correr lejos reservando todas las energías para los últimos metros no ha sido el estilo de correr más exitoso.

 

Utilizamos las últimas siete pruebas de la Championship Serie para analizar los tiempos parciales y la velocidad de los 20 potros clasificados a la carrera. Estas pruebas se corrieron recientemente por lo que son un buen indicativo de la condición actual del animal pero además, se corrieron en distancias de 1 ⅛ y 1 3/16 que se asemejan más a la milla y ¼ del Kentucky Derby.

 

El average para el primer ¼ de milla es de 24.12, ocho de los potro registraron parciales por debajo de ese tiempo con Promises Fulfilled destacando abiertamente con un parcial para el primer ¼ de milla de 21.95 el único por debajo de 22.00 segundos. Promises Fulfilled es el único potro de todo el grupo con un estilo de correr (E) o “Early Speed”, por lo tanto siempre, es su naturaleza, hará lo posible por buscar la punta. Cualquier otro potro que quiera salir a tomar la punta, tendrá con seguridad que compartirla por un buen rato con Promises Fulfilled.

 

El promedio para la ½ milla es de 48.19, solo dos de los potros dejaron en su carrera previa parciales por debajo de los 47.00 segundos, Promises Fulfilled 46.37 y Noble Indy 46.81. Noble Indy es un “Early Presser” con buenas dosis de aceleración inicial que saliendo del puesto 19 debería tratar de acelerar temprano para cortar líneas hacia adentro antes de enfrentar el giro de la primera curva. El favorito Justify ha tomado la punta en dos de sus tres actuaciones y es muy posible que sea su intención en esta oportunidad y aunque no existe duda de que tiene la capacidad para acelerar temprano en la carrera, ni sus parciales en carreras previas ni sus valores de velocidad en pies por segundos (fps) son de los mejores luego de recorrido los primeros 800 metros.


 

 

Running Style

¼ Milla fps

2do ¼ Milla fps

½ Milla fps

Promises Fulfilled

E

60.14

54.05

56.93

Noble Indy

EP 7

56.97

55.60

56.18

Bravazo

EP 3

56.73

55.60

56.16

Flameaway

EP 6

55.81

55.58

55.70

Justify

EP 7

55.09

55.25

55.17


 

El tiempo promedio para el tercer ¼ de milla es de 24.38 ligeramente mayor que el 24.12 del ¼ de milla inicial y el 24.07 del segundo ¼ de milla. Mientras recorren la recta de enfrente, y a pesar de que algunos “Pressers” y “Early Pressers” comenzarán a acelerar para ir acercándose a los punteros antes de comenzar el giro del segundo codo, los puntero ya en posición, experimentan una desaceleración para tratar de conservar algo de energía para lo que resta de competencia. El movimiento mayor en este tramo corresponde a Mendelssohn que alcanza 56.39 fps, la mayor aceleración en ese trayecto. Tres de los principales favoritos, Audible 55.91 fps, Good Magic 55.60 fps y Vino Rosso 55.21 fps también comienzan a acelerar tratando de acercarse a los líderes. Free Drop Billy 55.72 fps y Firenze Fire 55.32, en teoria con menor chance tambien tienen para ese tercio de milla algunos de los valores más altos del grupo.

 

 

El cuarto ¼ de milla es quizás uno de los más importantes, coincide con el giro de la última curva y el caballo que no sea capaz de hacer un movimiento importante en ese momento, no tendrá ninguna oportunidad de triunfar. Por supuesto, para ese momento los caballos han recorrido casi 4 de los 5 tramos de la prueba y el cansancio comienza a sentirse. El valor promedio para los 20 competidores de acuerdo a los registros de su carrera previa es de 25.12 segundos. Ahora es el turno de los ¨closers” para hacer su principal movimiento por lo tanto no es casualidad que My Boy Jack 23.87 y Combatant 24.04 registren los tiempos más rápidos. Igualmente caballos como Justify 24.41, Bolt d´Oro 24.41, Mendelssohn 24.44, Magnum Moon 24,48 y Vino Rosso 24.59 quizás ubicados por delante de los dos anteriores, también mantienen un nivel de velocidad que los mantiene con oportunidad de ganar,

 

La tabla recoge los valores de velocidad en pies por segundos fps del tercer y cuarto ¼ de los potros con los valores más altos en promedio para esos dos tramos de la prueba

 

Nombre

Runn. Style

3er ¼ fps

4to 1/4fps

Avg fps

Mendelssohn

P 4

56.39

54.01

55.20

My Boy Jack

S 0

53.64

55.30

54.47

Vino Rosso

S 4

55.21

53.68

54.44

Good Magic

P 4

55.60

53.05

54.32

Audible

E/P 4

55.91

52.22

54.06

Bolt d´Oro

E/P 4

53.97

54.08

54.02

Combatant

P 0

53.03

54.82

53.92

Justify

E/P 7

53.31

54.08

53.69

Magnum Moon

E/P 6

53.25

53.92

53.57

 

En el Kentucky Derby, desde la entrada de la recta final hasta la raya se recorre el quinto o último ¼ de la distancia de 2000 metros, este trayecto será complicado para muchos y solo los caballos mejor ajustados, en mejores condiciones físicas podrán mantenerse a un nivel competitivo en este trayecto. El grupo de 20 potros que están clasificados para participar en la prueba solo han corrido 200 metros o un “furlong” más después de haber completado la milla (con excepción de Mendelssohn que ha recorrido 2.5 “furlongs”). Uno de los retos mayores para el handicapper es hacerse una idea de lo que pueda pasar en esos 200 metros extras de recorrido. Todos los caballos, no importa lo bueno que sean, en la medida que van recorriendo más distancia, en esa misma medida también van perdiendo velocidad. De manera que el ganador no es el caballo que acelera más en los metros finales de la prueba, sino aquel que desacelera a una menor rata que el resto de sus rivales. Mendelssohn de acuerdo a los registros de su última carrera es el caballo con una velocidad promedio mayor y una rata de desaceleración menor con 0.15 fps, seguido de Magnum Moon 1.51 fps, Audible 1.71 fps, Vino Rosso 1.79 fps, Justify 3.12 fps y Hofburg que aunque tiene una velocidad promedio más baja que los otros reduce su velocidad en tan solo 1.02 fps  La velocidad promedio de los últimos 600 metros también es un factor que puede dar una idea de que tanta capacidad tiene el animal de mantenerse competitivo hasta la raya. Magnum Moon y Combatant con una velocidad promedio para los últimos 600 metros de 54.48 destacan abiertamente sobre el resto del grupo, con Mendelssohn y Justify teniendo el tercer y cuarto mejor registro con velocidades respectivas de 53.24 fps y 53.03 fps.

 

 

Si tomamos las fracciones iniciales promedio de las ultimas 38 ediciones del Kentucky Derby, 22.94 para el primer ¼ de milla, 46.52 para la ½ milla y 71.09 para los ¾ de milla y las comparamos con el promedio dejado por los ganadores de las últimas 7 pruebas clasificatorias (Mendelssohn, Justify, Audible, Vino Rosso, Magnum Moon, Good Magic y Noble Indy) de la Championship Serie, de 24.12 para el primer ¼, 48.07 para la ½ milla y 72.20 para los ¾ de milla debemos suponer que el sábado, el grupo de 20 potros que serán de la partida, es mejor que estén listos para continuar evolucionando y poder enfrentar niveles de velocidad a los que no han estado expuestos anteriormente. Por último hay que recalcar que todas estas cifras están basadas en la última actuación de cada competidor, la cual afortunadamente coincide con su participación en alguna de las últimas 7 pruebas de la Ruta al Kentucky Derby, que pudieran ser consideradas las más calificadas o representativas de toda la clasificación. Por lo tanto solo son un soporte que puede ayudar a tener una idea de cómo puede desenvolverse cada animal en la prueba.


 

Enrique Castillo

@dormellostud

www.elcaballodecarrera.com



 

Imagenes tomadas de internet crédito absoluto de sus propietarios.

 

—————

Volver