Buscar
  • Enrique Castillo

El origen de la velocidad en el caballo Purasangre de Carrera.

Actualizado: feb 20

Los eventos políticos, las guerras y las conquistas, la migración de poblaciones, han, entre otros, no sólo afectado la historia de la humanidad, también, han contribuido y marcado el origen y la evolución del caballo Purasangre de Carrera. Es un hecho que los primeros rebaños de caballos nativos en Inglaterra, que luego se convertirían en la base del Purasangre Inglés, tienen la influencia de los animales que llegaron con cada migración, miles de años atrás, a los territorios de las hoy Islas Británicas. Romanos, Celtas y Normandos entre otros, trajeron sus caballos a las nuevas tierras donde contribuyeron a conformar los rebaños de animales nativos.


La Historia


Definitivamente, los monarcas ingleses, que rigieron en Inglaterra entre el siglo 16 y 17, junto a algunos eventos sociales, políticos y religiosos que ocurrieron durante ese tiempo, influyeron en la manera como se originó el caballo Purasangre Inglés o “Thoroughbred”. Aunque existen referencias que registran competencias a caballo, que datan de miles de años atrás, los registros más cercanos al inicio de la nueva raza se comenzaron a suceder a mediados del siglo 16. El Rey Enrique VIII, (reinó entre 1509 y 1547) fue fanático de las carreras y criador de caballos que enfrentaba contra animales de otros monarcas o nobles, o que eran utilizados para el “deporte” de la caza. Durante su reinado, él, se preocupó en mejorar la calidad del caballo nativo y entre otras leyes prohibió el uso de animales con fines reproductivos que no alcanzarán una altura de al menos 14 manos hasta la cruz, con el fin de obtener animales de mayor tamaño y mejor físico.


En esa época, (1512–1642) las carreras en Inglaterra e Irlanda se corrían en ferias anuales que se realizaban en los pueblos. Estas ferias eran organizadas para atraer una gran cantidad de público, entre estos, potenciales compradores. Por esta razón, a los organizadores, les interesaba que los animales que participaban tuvieran una continua exposición para poder ser admirados por los visitantes. Esto, provocó, que dichas carreras fueran organizadas en distancias muy cortas, 400 metros, lo que permitía que los animales pudieran ser observados desde la salida hasta la llegada y así evitar que se perdieran de la vista recorriendo largas distancias.


En Irlanda existía una raza de caballos que se originó a principios del siglo trece, hoy en dia extinguida, conocida como el Irish Hobby. Los “Hobbies” eran animales reconocidos por su gran velocidad en distancias cortas, “sprinting speed”, los cuales participaban y dominaban aquellas carreras que se realizaban en los distintos pueblos. La fama y la reputación ganada como buenos “sprinters”, no tardó en llegar a oídos del Rey Enrique VIII, el cual, interesado en introducir e incrementar la velocidad en su rebaño de cría y en su establo de caballos de carrera, dedicó gran parte de su reinado a adquirir animales de esta raza. Al igual que en Irlanda, en Inglaterra, también existía un caballo de carrera llamado “Running Horse” o English Hobby, “primo” del Hobby Irlandés. Estos caballo que en principio pudieron cumplir más de un propósito y que eran identificados más por su uso que por su raza, se fueron seleccionando de acuerdo a su velocidad, para eventualmente, convertirse en animales veloces que irían a competir en estas carreras en distancias cortas.


Imagen tomada de internet el crédito es absoluto de su propietario

Cuando los Romanos invadieron las Islas Británicas tres mil años atrás, trajeron con ellos un tipo de caballo proveniente del norte de la Península Ibérica conocido como “Ambler”. Los “Amblers” son caballos que mueven sus miembros en pares, bien los dos del mismo lado, o en diagonal, reconocidos por lo suave de su andar, pero suficientemente veloces y ágiles para hacerlos especialmente atractivos en cabalgatas de largas distancias, por terrenos accidentados, las cuales eran propias de la época. Referencias que pueden remontarse dos mil años atrás, ya hacen referencia y reconocen a estos animales como una raza superior, fuente de velocidad y resistencia, pero además, apreciados por lo confortable de su andar. Estos caballos españoles, se combinaron inicialmente con los animales nativos de Irlanda e Inglaterra, para dar origen al Hobby Irlandés y al “Running Horse” o Hobby Inglés, ambos reconocidos como fuentes de “sprinting speed”, los cuales se sumarían participando en la construcción de Purasangre Ingles.


Las carreras en distancias cortas mantuvieron su popularidad hasta mediados del siglo 17, pero en 1649, otro evento político influyó en el rumbo que tomaría la cría del caballo de deporte en Inglaterra. El desconocimiento de la monarquía y el inicio del Commonwealth, (la estructura política que rigió en Inglaterra entre 1649 y 1660 y en la cual el establecimiento de un parlamento desconocía a la monarquía) sumado al efecto nefasto de las guerras civiles (1642 - 1660) entre Católicos, partidarios del Rey Charles I, y Protestantes, seguidores de un general llamado Oliver Cromwell, marcarían el rumbo que tomaría posteriormente el desarrollo de la nueva raza.



Irish Pony. imagen tomada de internet el crédito es absoluto de su propietario


La mayoría de los criaderos en donde se encontraban estas yeguas reproductoras, Irish Hobby y “Running Horse”, que posteriormente serían las yeguas Fundadoras del Purasangre actual, pertenecían a nobles católicos que soportaban la monarquía. Con el triunfo de los protestantes de la mano de Cromwell y la ejecución del Rey Charles I, estos criaderos fueron destruidos y muchas de estas yeguas fueron secuestradas y se perdieron, bien porque fueron maltratadas físicamente o fueron regaladas o dadas indiscriminadamente a personas que les dieron un uso diferente. Pero además, la pérdida y la destrucción de estos criaderos, implicó la destrucción de registros que guardaban información que habría sido de gran valor para determinar los orígenes del Purasangre y que hoy en día está ausente en la ascendencia del mismo.


Tras la muerte de Cromwell y el debilitamiento del Commonwealth , Charles II, el hijo mayor de Charles I, restaura la monarquía como forma de gobierno y regresa al poder en 1660. Charles II fue de gran influencia en el desarrollo del caballo de carrera inglés. Él, expandió el mercado de la naciente raza, moviendo el centro de la actividad desde la pequeña región de North Yorkshire a Newmarket. Además y aún más importante para el desarrollo de la nueva raza, fue la creación de una nueva serie de carreras llamadas King’s Plates, las cuales eran corridas en “heats” o recorridos que iban de dos a cuatro y que cada uno comprendía de una distancia de 4 millas. La consecuencia inmediata de esto, fue la necesidad de “inyectarle” a las líneas de yeguas “sprinters”, resistencia, una tercera fuente de velocidad, la velocidad en distancia media, que junto a la “sprinter speed” del Hobby Irlandés y el Running English (Hobby Inglés) constituirán el caballo Purasangre Inglés o “Thoroughbred”.



En Noviembre de 1657, un semental tordillo, que con el tiempo se haría blanco, de origen Turcoman, arribó a los establos del Palacio de Hampton Court. El White Turk, (importado 1657) fue un regalo diplomático para Oliver Cromwell de parte de un Sultán Turco de nombre Mohammed IV. El semental estaba bajo la supervisión del “Master of Horses” de Cromwell, un hombre de nombre Rowland Place. Bajo su cuidado, el White Turk se había ganado la admiración de Place y por esta razón, tras la muerte de Oliver Cromwell en 1658 y el debilitamiento del gobierno debido a la caída del Commonwealth, Place, preocupado por la suerte que el animal podría correr tras los cambios políticos que eran inminentes y ante el vacío de autoridad que existía, decidió, arbitrariamente, llevarse el caballo a Dinsdale, el criadero de su familia ubicado en la parte sur del condado de Durham y adyacente a los criadores (D’Arcy Stud y Sedbury Stud) de yeguas “Hobbies” y “Running Horse” ubicados al norte de Yorkshire. Este movimiento del White Turk fue de gran valor en el futuro desarrollo del “Thoroughbred”, ahora, el semental identificado como Place’s White Turk, no sólo había había sido salvado de la oscuridad y el olvido en el que pudo haber terminado de haber permanecido en Hampton, también, se convirtió en el semental más influyente del siglo 17 y la tercera fuente de velocidad del Purasangre Inglés, aportando la velocidad en distancia media que era necesaria para ganar los King’s Plate. Esta acción, que significó mucho para la construcción de la nueva raza, no dejó de tener consecuencias negativas para Place, que ahora, no solo tenía la enemistad de los Católicos afines al rey, que lo veían como un servidor de Cromwell, sino también, de los propios sobrevivientes del parlamento que lo consideraban un ladrón. Pero si Place sufrió por su decisión, las consecuencias negativas para la veracidad y exactitud de los registros de la nueva raza fueron aún mayores. Los odios políticos y religiosos provocaron que la carrera como reproductor del Place’s White Turk fuera deliberadamente minimizada, excluida de los registros, reportando solo algunos de sus descendientes menos reconocidos como Commoner y Wormwood, que realmente no contribuyeron a resaltar la influencia de su línea paterna. Sin embargo, las evidencias sugieren y es la creencia de varios historiadores, que entre sus descendientes se podrían incluir a D’Arcy’s Yellow Turk (1665), D’Arcy’s White Turk, Helmsley Turk del Duque de Buckingham y el mismo Byerley Turk (1680) propiedad del Capitán Byerley que a diferencia de lo que se cree no fue un caballo importado.


Godolphin Barb. Imagen tomada de internet crédito absoluto de su propietario

Más de un siglo después, en 1730, otro semental de origen Turcoman, contribuyó a la influencia que ya Place’s White Turk había tenido transmitiendo velocidad para las distancias medias. Godolphin Barb (1724) fue un potente transmisor de su conformación (desarrollada musculatura de su espalda y ancas, rasgos que distinguen al Purasangre de otras razas), su temperamento y velocidad en distancia media, no solo a sus descendientes más cercanos sino a toda la nueva raza del “Thoroughbred” Inglés.


Barb horse. Imagen tomada de internet crédito absoluto de su propietario

El caballo de carrera inglés es conocido como “Thoroughbred” desde mediados del siglo 18, todas las líneas de animales que han sido identificados como precursores de la raza aparecen en el Volumen I del General Stud Book. Todo Purasangre actual, tiene que poder ser seguido en su ascendencia hasta alcanzar un nombre que aparezca en este primer volumen del registro del Stud Book. Los historiadores, han identificado que la combinación de estas tres líneas fundadoras, Irish Hobby, Running Horse (Irish English) y Turcoman no solo contribuyeron a conformar la apariencia del “Thoroughbred” Inglés, además, también, se consideran las fuentes de velocidad que determinaron o dieron origen a la capacidad atlética del Purasangre actual; dos líneas nativas, los “Hobbies”, que aportaron la “sprinting speed” y una tercera fuente proveniente de sementales Turcoman que aportaron la velocidad en distancia media.


La Ciencia


El Purasangre de Carrera, ha sufrido cambios en cuanto a su conformación, fisiología y metabolismo energético que siguen la tendencia o la dirección que va tomando su entorno. Cambios que tienen que ver con el tipo de carrera, la distancia, el entrenamiento, la demanda comercial, el mercadeo y rentabilidad. Por supuesto los “fondistas” del siglo 17 y 18 en Inglaterra, aquellos que dominaban los King’s Plates creados por Charles II, eran un tipo de caballo diferente desde un punto de vista anatómico y fisiológico a los brillantes “sprinters” de la actualidad. El desarrollo y el tipo de fibra muscular, la conformación, la precocidad, entre otros factores, definitivamente han cambiado en adaptación a un tipo de entrenamiento apropiado para distancias mucho más cortas, muy diferentes al de aquellos tiempos.


Como hemos comentado en otros artículos, recientemente, (2010, 2012) un grupo de investigadores (Dr. Emmeline Hills, a la que agradezco públicamente el aporte desinteresado de datos para escribir este artículo y Dr. Mims Bower) descubrieron el llamado “Speed Gen”. Muy brevemente recordaremos, que la Miostatina, es una proteína que regula el desarrollo del músculo, asegurando que este no crezca exageradamente. El gen que codifica la producción de Miostatina tiene variaciones, (variante C asociada al “Speed Gen” y su contraparte la variable T asociada con distancia y “stamina”) que en el caso particular del “Speed Gen”, reduce la producción de Miostatina funcional, permitiendo un sobre-crecimiento del músculo que está asociado a mayor fuerza, poder y habilidad atlética.


Pero lo realmente interesante a efectos de este artículo es, que los trabajos de estos investigadores determinaron que la velocidad, especialmente esa que caracteriza al caballo “sprinter” de hoy en dia, no se originó de los sementales fundadores con influencia Árabe, (Eclipse 1764, descendiente directo de Darley Arabian 1700, y del cual descienden el 95% de los sementales de hoy en día, tenía dos copias de la variante T/T) y probablemente proviene de alguna yegua que perteneció a los primeros rebaños de cría de caballos de carrera. Alguna de aquellas yeguas de raza “Hobby” o “Running Horse”, que tal como establecieron los historiadores, (MacKay y Wallace) fueron la fuente de “sprinter speed” del Purasangre Inglés. Los resultados de estos trabajos sugieren, que el “Speed Gen” entró en el “pool” de genes del caballo Purasangre a mediados o finales del siglo 18, probablemente de una yegua nativa de Inglaterra. El análisis de ADN de animales de más de 20 razas diferentes, además de cebras, asnos y hasta muestras de esqueletos de sementales Purasangre acreditados, que vivieron cientos de años atrás, entre 1764 y 1930, apuntan a una yegua de raza Shetland, una de las muchas razas inglesas que fueron altamente valoradas por su habilidad para correr antes de que el Purasangre fuera establecido.



Gaited o Ambler horse. imagen tomada de internet crédito absoluto de su propietario

Los investigadores no se han conformado solamente con identificar el gen para la velocidad y examinando el pedigrí de 56 caballos de carrera “Élite”, se propusieron determinar el o los animales que han contribuido a la propagación y a la alta incidencia que el “Speed Gen” (variante C) tiene en el caballo Purasangre actual. Los estudios encontraron que, el seguimiento de los datos convergen en Nearctic (1954), el hijo del gran Nearco (1935) y padre de Northern Dancer (1961), la línea paterna más influyente de los últimos treinta años. Datos aportados por la Dr. Hill demuestran, que desde el año 2000, el número de “stayers” (T/T), con doble copia de la variante (T), se ha reducido a la mitad, pasando de un 28 % antes del año 2000, a un 14 % del número total de animales testeados después del año 2015. Por su parte, los animales “sprinters” (C/C), homocigotos a la variante C, han aumentado en los últimos 15 años de 22 % a 37 % del total de animales testeados, mientras que aquellos animales con habilidad en distancias intermedias, que tienen una copia de cada gen o heterocigotos (C/T), se mantienen por el orden del 50 % de la muestra total.


Si algo puedo concluir de todo esto, es, reafirmar el peso y la importancia que tiene la línea materna, que es esta, la que puede establecer diferencias entre la aptitud de los individuos. Sin restar la importancia que el semental naturalmente tiene, el efecto del inbreeding a un sólo individuo, el sempiterno 3x5x5 a X semental, tiene que ser visto con más cautela y asignarle el peso real al papel que pudiera tener dentro del pedigrí. Simultáneamente, hay que comenzar a considerar más la familia, sus características, su origen, el peso de sus diferentes ramas o miembros, las asociaciones y los patrones que se puedan producir entre ellas, el efecto de la mitocondria y la información genética contenida en ella, transmitida exclusivamente a través de la madre, y cómo esta influye en la habilidad atlética, etc. Estas son sólo especulaciones, ideas que funcionan para mi y que constantemente “mastico” en mi mente, pero que en ningún momento pienso son únicas o absolutas.


The family was stronger than the individual

Arthur B. “Bull” Hancock Jr

(1910 - 1972)

Propietario y criador, Claiborne farm



Enrique Castillo M.V.

@ejcastillox

383 vistas